Erotismo y Conversión

Erotismo:

Redención en la noche profunda, vértigo de vivir, perseguir a otro, desear y nombrar a otro. Improvisada reconciliación con el mundo. Rito de un pasado que será pero no es. Danza de los amantes que existen para ellos mismos…

Conversión:

La luna en la ventana cuela sus brazos por la habitación, un gato camina por la orilla de otra casa y su sombra se mezcla con los brazos de luna que cubren a los amantes dormidos, que sueñan de nuevo, con el otro.

Anuncios

La magia de vivir: año nuevo

De la noche, del ombligo de la noche, viene la magia, surge la luz, nacen las flores, se hace la música. Pensar en ellas, en todas estas cosas ¿las descompone? ¿trae el caos? ¿el desorden?¿que significa entenderlas? ¿aprehenderlas?

¡Es más bello sentir!

…Es de noche… ¡La noche de año nuevo!

Hace frío en la ciudad, una ciudad que desde la azotea de un edificio en la calle de Alzate en Santa María la Ribera, se siente, se ve tan de cerca; tan cerca como una pareja que a la distancia, cruza la calle, o como esa chica sola, que va de prisa, por la orilla de la acera ¿Qué fantasma la persigue?

Tan cerca también, la mirada al piso, de un viejo indigente que busca algo que tal vez no encontrará.

Es ésta también una ciudad que se ve lejos en la imaginación, lejos en la distancia y lejos en el tiempo:

  • En 1955, un día caminaron por las calles de Buenavista, un hombre y una mujer felices: él, un joven y pobre pintor, y ella una mujer enamorada. La dicha mayor, de ambos, era tomarse del brazo y andar las calles saltando entre las vías del tren de camino hacia la iglesia.
  • En 1966, dicen que caminó también por estas calles de Buenavista y Nonoalco-Tlatelolco, un hombre ¿un hombre de treinta, treinta cinco, cincuenta? Cincuenta y cuatro trenes salían todos los días de la vieja estación de trenes. Yo lo vi, yo lo veo pasar en mi mente “José Trigo”*

Enciendo un habano con dificultad por el “canijo viento frío” que golpea todo. Alcanzo a ver que en la superfice del cigarro aparece una la leyenda que dice “A ti, te perdono”

Hay ron también en esta ceremonia. Justo es… Necesario es, para acompañar ésta consagración.

Consagración:

Desnudo y bajo la inmensidad de la noche, dedico estos dones “-Oscuridad te presento este ron y este tabaco-” para honrar a la vida, para agradecer por la magia de sentir, no importa si hay dolor, porque sé reír, porque conozco el goce de las cosas mínimas, y porque mi corazón es capaz de amar.

“Es grande el cielo y arriba siembran mundos. Imperturbable prosigue en tanta noche el grillo berbiquí” (Octavio Paz)

Se consume el tabaco y el ron, suenan detonaciones de cohetes que interrumpen la ceremonia. Mientras el año termina, bajo las escaleras y apuro las ganas de celebrar que el universo seguirá ahí, mientras los grillos del universo, construyen aquí y allá otros mundos.

¡Feliz año nuevo amigos!

* En las calles de Santa María la Ribera de la ciudad de México, Juan Bustillo Oro filmo en 1955 “Del brazo y por la calle” con Manolo Fabregas y Marga López, dando vida a una pareja de enamorados. En 1966, Fernando del Paso publicó por primera vez “José Trigo” épico intento de “Novela total” cuya trama se desarrolla, entre otros escenarios, en la vieja estación de trenes de Buenavista, vecindario de Santa María la Ribera. El fantasma de José Trigo ha permanecido como uno de mis más apreciados compañeros de viaje.

20140101-012202.jpg

Intentar la vida

Cuando termina un año, cerramos un ciclo y dejamos atrás algo nuestro, quizás dulce o salado, o tal vez amargo para el alma y para el corazón. Con suerte, nos sobrarán algunas monedas en los bolsillos de los pantalones, pero seguramente, tendremos saldo en contra, en los bolsillos de la vida. Así iniciaremos de nuevo otro año, con deudas de buenos propósitos y  con fantasmas en la casa de las promesas pasadas y no cumplidas.

Pienso en esto y enseguida me viene a la mente el recuerdo de una mejor época, hace ya muchos años, cuando trabajaba en la Universidad. Atesoro de aquel trabajo un mejor de un tiempo que ya fue.

Horas de felicidad caminando por la Rectoría por su inmensa explanada principal. Noches y momentos vivos en los recuerdos, andando por los pasillos de la Facultad de Ciencias, en busca de un salón y un grupo de muchachos. Euforia y cierta locura camino a casa, ya entrada la media noche entre calles desiertas, perros salvajes y rateros “pachecos” hinchados de tanto fumar marihuana.

Descubrir el Tango husmeando por las aulas de la Facultad de Química al coincidir con el grupo de Y.B., maestra de baile.

Tengo todavía en la cabeza haber pensado que algún día sería tan feliz como los alumnos de Y.B., mientras observaba su clase.

También veo muy claro en mi memoria el día en que apareciste “mariposita linda” en mi vida, llegaste como becaria asociada al laboratorio en el cual trabajaba.

Desde que te ví y hasta que por primera vez, nos tomamos de la mano en nuestro primer baile, no había sentido tanta alegría y plenitud.

Gerardo G., quien tiempo después, sería también nuestro maestro, fue compañero de nuestra clase.

Cómo tenía que suceder, el amor nos llevo al matrimonio y nos comprometimos a construir una familia juntos. Aquellos años tuvieron su magia particular, todo lo transformábamos con sólo mirarlo. Los compromisos y responsabilidades del matrimonio nos llevaron a guardar un tiempo el amor al tango. Y así transcurrieron cinco años.

La inmensa felicidad que vivimos en los primeros años, cambió cuando una tragedia marcó nuestras vidas.

Abandonamos las ganas de seguir y nos convertimos en náufragos, sumergidos en un mar oscuro de desesperanza.

Afortunadamente “mariposita linda” nos salvaste, y tuviste claro que teníamos que cambiar el rumbo y volver a bailar tango. Tango que fue un salvavidas para los dos. 

¡Bien que tuviste razón! Juntos y de nuevo tomados de la mano, volvimos a la vida y a bailar en la clase del Gerardo G. Él nos recibió en su grupo como alumnos, pero también como amigos de la vida.

Muchos años han transcurrido después de esto.

Es muy cierto que no se puede enseñar a vivir (se aprende), cada vida y circunstancias son diferentes, no existen vidas ejemplares, no hay forma tampoco de tener autoridad para juzgar otras vidas y claro no hay vidas que tengan más valor que otras.

Con todo esto a cuestas, confieso que cada vez que se avecina un nuevo ciclo, me cuesta más darle un sentido a la vida, aún con una vida llena de tu amor.

En tales circunstancias y siendo el cobarde que soy, bien lo sabes “mariposita linda” varias veces te he propuesto suicidarnos. Pero afortunadamente, hasta ahora no te he podido convencer.

Me conoces bien y sabes como responder, siempre dices que “eres muy linda para cometer suicidio” Aún así creo que algún día no muy lejano, podré llegar a convencerte.

Hoy, amigos, quiero decirles, que no tengo ninguna buena intención, ni promesa. Lo único cierto es que haré lo de siempre, es decir, seguir intentando la vida.

Unas calaveritas por mis huesos!

I
Lo mío no es oro ni basura,

mi juego no es el juego de la suerte

aquí donde me ves yo soy la muerte

tomo tus huesos, carne y envoltura.

II

Frases funestas surgen de mi lápiz,

Amargas palabras, ladrillos de hiel,

voces lejanas de un tiempo feliz.

Presencia presente, dulce muerte fiel

III

Detede o paso a Morte son

Viaxeiro o camiño acaba aquí

No teu pobo ouvistes a última canción

desta vida fostes un maniquí

IV

The die was cast

and you must go,

this vale of tears

the dice has throw.

Your life has finished,

heaven has come!

V

Para el viaje de ida al valle oscuro,

no hay tickets, maleta ni autobús.

Calavera prendida de una tumba,

Y en la taza en que bebes una cruz.

Tango de hadas (para dormir a Tere)

20131108-003203.jpg

Érase que se eran, dos bandoneones:
dos bandoneones de corazón reventado,
dos corazones reventados de amor.

20131108-003425.jpg

De amor, se llena mi pecho,
de amor, late mi corazón.
Late mi corazón cuando te miro,
sueñas en “tango“, me ves “volver
dulcemente surge “el motivo

20131108-003614.jpg

La noche llena de luna, abraza las almas,
abraza las almas en la “hora cero
Hora cero, noche partida “junto a tu corazón
Milonga” de los amantes que sueñan con dos bandoneones:

20131108-003700.jpg

Dos bandoneones de corazón reventado,
dos corazones reventados de amor.

20131108-003817.jpg

Asido a la vida en un tango

Suspendido el tiempo del instante,
siento tu espalda, tomo tu mano,
agua que cae y no se detiene,
mi pecho encuentra tu corazón.

Embrujo de vida,
rezongo de bandoneón
Alegría que invade el alma,
Cuando se baila, de corazón a corazón.

C.D.A.T.

Milonga Criolla es obra de Francisco Canáro y Roberto Maida. 1936 fue el año en que se escucho y bailo por primera vez. Hoy sigue siendo una estrella en el horizonte milonguero mundial.

Todo nos amenaza amor

image

Nos amenaza el tiempo,
el discreto transcurrir de los instantes,
aquellas horas de polvo en los zapatos.

Nos amenaza la conciencia de no ser,
la mellada vasija del recuerdo.

Nos amenazan las miradas,
el silencio que ven en nosotros

¡Todo nos amenaza amor y estamos vivos!

T. c.t.m.a.